Educación sanitaria

Vivir sin gluten

Intolerancia al glutenLo primero de todo… ¿Qué es la celiaquía? La enfermedad celíaca o celiaquía es una intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada y centeno, y se caracteriza por una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino dificultando la absorción de nutrientes, llegando a producir una malnutrición.

 

¿Y el gluten? El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de muchos cereales (trigo, cebada, centeno, espelta y triticale). Esta proteína es la que da consistencia elástica y esponjosa de los panes y masas horneadas.

¿Qué diferencia hay entre intolerancia o alergia? Las intolerancias implican la aparición de manifestaciones clínicas tras la ingestión de un alimento o nutriente determinado, y se debe a características propias del individuo. Las alergias son de origen inmunológico y se produce una respuesta de defensa en nuestro organismo al consumir un alimento o nutriente determinado.

¿Cuántas personas tienen esta enfermedad? La prevalencia en Europa oscila el 1%, siendo más frecuente en las mujeres (proporción 2:1). Hay un gran porcentaje (75%) que no está diagnosticado, por lo que la prevalencia sería mucho mayor. Esto se debe a que en muchas ocasiones la celiaquía se presenta sin síntomas.

¿Qué síntomas podemos observar? Los síntomas más frecuentes son: pérdida de peso, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía…), dolor abdominal y déficit de algunos nutrientes (por ejemplo, de hierro, pudiendo producir anemia). En otros casos, no hay síntomas, dificultando el diagnóstico.

¿Cuál es el tratamiento? El único tratamiento es seguir una dieta sin gluten durante toda la vida. Así, no dañaremos la mucosa intestinal y no se producirán estos síntomas. De esta forma, y especialmente en niños, habrá un crecimiento adecuado y una nutrición idónea.

¿Cómo puedo saber si un alimento tiene gluten o no? Deben evitarse los cereales y derivados de trigo, cebada, centeno, espelta y triticale, o cualquier otro alimento que contenga gluten. En algunas personas celíacas, también debe evitarse la avena.

Los alimentos libres de gluten son: lácteos, legumbres, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, hortalizas y cereales sin gluten, como el arroz o el maíz. Hay que evitar todo lo posible alimentos elaborados, ya que en la producción de muchos de éstos se utiliza el gluten. Ante la duda, ¡no consumirlo!

Para asegurarse de que un alimento elaborado no tiene gluten, debemos encontrar en la etiqueta alguno de estos dos símbolos:

Símbolo Sin Gluten Internacional

  • Símbolo Sin Gluten Internacional. Se encuentra regulado por la AOECS (Asociación de Celíacos Europeos).

 

  • Marca de garantía controlado por FACEMarca de Garantía “Controlado por FACE”, que es la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, se crea para aquellas empresas que elaboran producto alimenticios aptos para celíacos (dietas sin gluten).

 

¿Dónde puedo conocer más información? En la página de la FACE (Federación de Asociaciones de Celíacos de España) puedes encontrar más información, recetas, restaurantes, puntos de venta… para personas celíacas.

Irene Medina, La super nutricionista

Día nacional del celiaco

Contar ovejitas no es tan fácil

Como decía el famoso poeta y dramaturgo español Pedro Calderón de la Barca con su popular frase ‘’…que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son’’ vemos lo maravilloso que puede llegar a ser la vida, a la vez que nos recuerda la importancia de vivir con los pies en la tierra. Hoy en el día mundial del sueño vamos a hablar de los importante que es que todos descansemos de manera satisfactoria.

¿Qué es el sueño?

El sueño es sin duda lo que tenemos a las 07:30, tras una larga noche de juerga, pero ¿Y por qué padecemos esa sensación? El sueño (que no soñar) es un estado fisiológico, activo, recurrente y reversible en el que baja el nivel de vigilancia estando disminuida la percepción y la capacidad de respuesta a los estímulos ambientales. Presenta una gran importancia a nivel fisiológico ya que sus funciones van desde el descanso, el reposo y la reparación, sin olvidar el importantísimo papel que desempeña en el aprendizaje, sobre todo en los primeros años de vida, dónde el desarrollo neuronal y el establecimiento de sinapsis neuronales se encuentran en su máximo esplendor. Su condición de reversible es lo diferencia del estado de coma. Esta aparente depresión funcional, esconde un estado dinámico, con una regulación propia y en el que se activan grupos neuronales que desempeñan funciones diferentes a las de la vigilia. Dada la gran importancia que presenta el sueño, es de esperar, que cuando este sistema falla, no encontramos ante una serie de síntomas como son la apatía, irascibilidad, la falta de concentración, disminución del rendimiento, la muerte… ¿Muerte? Sí, en casos extremos de insomnio en los que el sujeto es incapaz de dormir podría sobrevenirnos la muerte. En definitiva un trastorno del sueño, el cual podremos abordar tanto desde un punto de vista farmacológico como medidas higiénicas. Pero empecemos definiendo el insomnio, ¿Qué es? el insomnio se caracteriza por la existencia de trastornos nocturnos que incluyen una latencia prolongada para el comienzo del sueño, una disminución de su duración y numerosos despertares. Esto se refleja durante el día por la presencia de fatiga, ansiedad, falta de energía y disminución del nivel de alerta conductual.

Tratamiento farmacológico:

Continue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR