insomnio

Contar ovejitas no es tan fácil

Como decía el famoso poeta y dramaturgo español Pedro Calderón de la Barca con su popular frase ‘’…que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son’’ vemos lo maravilloso que puede llegar a ser la vida, a la vez que nos recuerda la importancia de vivir con los pies en la tierra. Hoy en el día mundial del sueño vamos a hablar de los importante que es que todos descansemos de manera satisfactoria.

¿Qué es el sueño?

El sueño es sin duda lo que tenemos a las 07:30, tras una larga noche de juerga, pero ¿Y por qué padecemos esa sensación? El sueño (que no soñar) es un estado fisiológico, activo, recurrente y reversible en el que baja el nivel de vigilancia estando disminuida la percepción y la capacidad de respuesta a los estímulos ambientales. Presenta una gran importancia a nivel fisiológico ya que sus funciones van desde el descanso, el reposo y la reparación, sin olvidar el importantísimo papel que desempeña en el aprendizaje, sobre todo en los primeros años de vida, dónde el desarrollo neuronal y el establecimiento de sinapsis neuronales se encuentran en su máximo esplendor. Su condición de reversible es lo diferencia del estado de coma. Esta aparente depresión funcional, esconde un estado dinámico, con una regulación propia y en el que se activan grupos neuronales que desempeñan funciones diferentes a las de la vigilia. Dada la gran importancia que presenta el sueño, es de esperar, que cuando este sistema falla, no encontramos ante una serie de síntomas como son la apatía, irascibilidad, la falta de concentración, disminución del rendimiento, la muerte… ¿Muerte? Sí, en casos extremos de insomnio en los que el sujeto es incapaz de dormir podría sobrevenirnos la muerte. En definitiva un trastorno del sueño, el cual podremos abordar tanto desde un punto de vista farmacológico como medidas higiénicas. Pero empecemos definiendo el insomnio, ¿Qué es? el insomnio se caracteriza por la existencia de trastornos nocturnos que incluyen una latencia prolongada para el comienzo del sueño, una disminución de su duración y numerosos despertares. Esto se refleja durante el día por la presencia de fatiga, ansiedad, falta de energía y disminución del nivel de alerta conductual.

Tratamiento farmacológico:

Continue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR